Asegúrate de cuál es la mejor para ti

En Ahorramos te damos los elementos para que analices la que más te conviene.

Tarjeta de débito

  •  El gasto es cobrado (debitado) directamente del balance de tu cuenta vinculada con la tarjeta. 
  •  Evitas las deudas, ya que sólo gastas lo que tienes en tu cuenta. 
  • No te permite pasarte de tu saldo.
  • La transacción se realiza únicamente si hay dinero en la cuenta. 
  • Evitas el uso del efectivo. 
  • Puedes sacar dinero del cajero. 
  • No debes pagar ningún tipo de interés 

 Tarjeta de crédito