Cajero automático

Esta caja repartidora de billetes que cada día es más popular entre nosotros y que nos facilita la vida a diario, empezó a aparecer en Nueva York en el año 1939 gracias a Luther George Simijan, quien patentó el invento de una caja que puesta en una de las paredes del banco permitiera realizar transacciones financieras.

La reconocida entidad financiera City Bank apoyó el proyecto de Simijan e implementó el servicio en sus oficinas por un periodo de seis meses. Sin embargo, el proyecto no funcionó debido a falta de ...

Leer el resto del artículo