Ser emprendedor es desafiarse día a día para lograr los objetivos propuestos.

Como primer punto, debes establecer metas realistas. Determinar el alcance y tamaño de tu negocio. Muchos empresarios tienen la idea, pero no comprenden lo que realmente implica: las necesidades financieras, conocimientos de gestión, necesidades de recursos tecnológicos y humanos. Se quedan cortos con lo que realmente pueden hacer y terminan fracasando por no analizar cómo ejecutar esa idea de negocio. 


Planifica tus gastos correctamente

Haz un plan de negocios y establece fechas de realización. Domina las herramientas financieras. Tú eres el responsable por la vida y ...

Leer el resto del artículo