Compra solo los útiles necesarios. Reutiliza los de años anteriores.



Lo principal y más importante es hacer una lista de útiles necesarios. Con la lista en mano, revisa los que guardas del año anterior y separa lo que esté en buenas condiciones y pueda volver a utilizarse para no comprarlo nuevamente. Algunos de los útiles que se pueden reutilizar son cuadernos, lapiceros, lápices, estuche, reglas, borradores, juegos de geometría, etc. 

Marca en esa lista, los útiles con los que ya cuentas. Luego, haz un ...

Leer el resto del artículo

Comentarios del artículo